Ecuador entrega el poder al conservador Guillermo Lasso en las elecciones presidenciales del país.

Irene Miranzo| 14 Abril 2021

Guillermo Lasso se alza con la victoria en la segunda vuelta de las elecciones presidenciales en Ecuador, protagonizando una remontada histórica. 

 

El candidato  del Movimiento CREO  y del Partido Social Cristiano (PSC) se proclamó la madrugada del pasado domingo Presidente de Ecuador con una diferencia de más de cinco puntos sobre su contrincante Andrés Arauz, apadrinado por Rafael Correa.

 

Guillermo Lasso celebra su victoria en Ecuador. Fuente: DiarioAS

 

Aún sin haber acabado el escrutinio de las papeletas la victoria de Lasso es clara. Este suma más del 52 % de los votos frente al 47,52% de Arauz quien reconoce la derrota. El correista, quien ya se veía con la victoria en sus manos, se ha llevado un varapalo al no conseguir en esta segunda vuelta alzarse con ella, a pesar de que los resultados de la primera pronosticaron lo contrario. Una remontada que algunos creen que se debe al descontento de los ciudadanos con el ex presidente Rafael Correa quien apadrinaba a Arauz. 

El candidato de Unión por la Esperanza compareció ante los medios reconociendo que habían sufrido un “traspiés electoral”, pero no una derrota política ni moral.Rafael Correa también quiso pronunciarse tras la derrota de Araúz a través de sus redes sociales, declarando que “Esto no es un final, solo es un comienzo” y felicitando  al nuevo presidente.

 

El hasta ahora presidente del país, Lenin Moreno, se despidirá  de su cargo tras 4 años  en él y dejará paso a Lasso quien ha prometido “ asumir con responsabilidad el desafío de cambiar los destinos de nuestra patria y lograr para todos el Ecuador de oportunidades y de prosperidad que todos anhelamos” tras su declaración de intenciones, el futuro presidente del país tomará posesión de su cargo el próximo 24 de mayo.

 

Tras la primera vuelta de las elecciones y quedar en segundo puesto nadie esperaba la remontada del conservador frente a Araúz, quien días antes de las mismas celebraba ya su victoria, ya que los sondeos lo situaban como el  vencedor. Pero los ecuatorianos decidieron enterrar el correísmo depositando su voto en las urnas el pasado domingo. Tras un recuento vertiginoso en el que el conservador se situaba por delante de Arauz en todo momento y ante la sorpresa del país sudamericano, finalmente y como declararía el nuevo Presidente de Ecuador, los ecuatorianos “ han optado por un nuevo rumbo, muy diferente al de los últimos 14 años en el país.” 

unnamed.png