Históricamente, la "Región Autónoma Uigur de Sinkiang", en el noroeste de la República Popular China, ha sido mayoritariamente habitada por la Etnia Uigur (una etnia musulmana y turco parlante) que, desde hace ya algunas décadas, viene siendo violentamente discriminada por el Gobierno Central Chino.