El juez del Supremo Tribunal Federal (STF) de Brasil, Edson Fachin, anuló el pasado lunes 8 de marzo todas las condenas que pesaban sobre el expresidente de Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva, por las que fue encarcelado durante un año y 7 meses y se vio impedido a presentarse a las elecciones generales de 2018, en las que salió victorioso el actual presidente, Jair Bolsonaro. La anulación de las condenas se fundamenta en que el Tribunal Federal de Curitiba nº 13 no ostentaba la competencia necesaria para juzgar al expresidente.